2ª semana de adviento. Día 16 de Diciembre

AMOR

Dios amigo, nos esperas, a todos y a cada uno.

Vamos juntos, codo a codo unidos como en racimo.

Juntos hacemos caminoun camino, piedra a piedra,

largo como nuestra vida.

Tu amor será el cemento que a las piedras aglutina,

será quien una nuestras voces en una misma oración.

 

Padre nuestro, tú nos amas.

Haz que todos nos amemos.

Queremos cumplir tu voluntad.

Vamos a compartir lo que tenemos.

Y lo mismo que tú nos amas así nos hemos de amar.

2ª semana de adviento. Día 15 de Diciembre

GENEROSIDAD

Tenemos el vicio de acostumbrarnos a todo.

Ya no nos indignan las chabolas,

ni la esclavitud, no es noticia el racismo,

ni los millones de muertos de hambre cada año.

Nos acostumbramos, limamos la arista de la realidad,

para que no nos hiera y la tragamos tranquilamente.

Nos desintegramos.

No sólo es el tiempo el que se nos va,

es la misma realidad de las cosas la que cae.

Lo más explosivo se hace rutina y conformismo;

la contradicción de la cruz es ya sólo

el adorno que se lleva al cuello.

Señor, tenemos la costumbre de acostumbrarnos a todo;

aun lo más hiriente se nos oxida.

Quisiéramos ver siempre las cosas por primera vez;

quisiéramos una sensibilidad no cauterizada,

para maravillarnos y sublevarnos.

Líbranos del miedo a lo desconocido.

Jesucristo, danos una espiritualidad

de iniciativa, de riesgo, que necesite revisión constante.

Enséñanos a recordar que Tú, Jesús,

siempre has roto las coordenadas de lo previsible.

Y sobre todo, que no nos acostumbremos

a ver injusticias, sin que se encienda

en nosotros la ira y la acción.

2ª semana de adviento. Día 14 de Diciembre

LIBERTAD

 

Señor, a veces me olvido de los demás y paso por su lado sin escucharlos,

sin hacerles caso y sin comprenderles.

 

Señor, a veces se cierran mis manos

y me olvido que tú nos has creado para formar una gran familia.

 

Señor, hoy quiero pedirte que me des la fuerza suficiente para estudiar,

para trabajar con constancia dando lo mejor de mí mismo.

 

Señor, hoy te ruego que abras mis ojos

y mis oídos para escuchar a quien está a mi lado.

2ª semana de adviento. Día 13 de Diciembre

PAZ

¡Oh Dios! Envíanos locos, de los que se comprometen a fondo,

de los que se olvidan de sí mismos,

de los que aman con algo más que con palabras,

de los que entregan su vida de verdad y hasta el fin,

de los que luchan por la paz.

Danos locos, chiflados, apasionados,

hombres capaces de dar el salto hacia la inseguridad,

hacia la incertidumbre sorprendente de la pobreza;

danos locos, que acepten diluirse en la masa

sin pretensiones de erigirse un escabel,

que no utilicen su superioridad en su provecho.

Danos locos, locos del presente,

enamorados de una forma de vida sencilla,

liberadores eficientes del proletariado,

amantes de la paz, puros de conciencia,

resueltos a nunca traicionar,

capaces de aceptar cualquier tarea,

de acudir donde sea, libres y obedientes,

espontáneos y tenaces, dulces y fuertes.

Danos locos, Señor, danos locos.

2ª semana de adviento. Día 12 de Diciembre

SOLIDARIDAD

Felices los que dan la vida por los demás.

Los que trabajan duro por la justicia anhelada.

Los que construyen el Reino desde lugares remotos.

Los que, anónimos y sin primeras planas,

entregan su vida para que otros vivan más y mejor.

Los que con su diario sacrificio abren huellas de humanidad nueva

en un mundo mellado por el egoísmo neoliberal del “dios-mercado”.

 

Felices los que caminan juntos,

en búsqueda comunitaria del Reino de Vida Nueva

y Fraternidad Realizada.

Los que se ayudan en las buenas y en las malas, los que aprenden

que más pueden dos juntos que uno solo.

Felices TODOS los que piensan primero

en el hermano y que encuentran su alegría

y el gozo y el sentido de la vida

en trabajar por los demás y por el Reino y por el Señor vivo en medio nuestro.

Olvidado, marginado, solo y abandonado

en los rostros de jóvenes, de indígenas, de ancianos,

de mujeres solas, de desempleados y de tantos otros.

2ª semana de adviento. Día 11 de Diciembre

En este tiempo de adviento queremos disfrutar de los regalos que nos hace Dios cada día.

Iremos descubriendo los regalos en cada semana de Adviento haciendo hincapié en el agradecimiento por todo lo que recibimos cada día.

Del mismo modo, esos regalos los ofreceremos a los demás.

 

Día 1. AMISTAD

Buenos días, Jesús.

Gracias por esta noche tranquila y por el descanso.

Gracias por el día de ayer y por el que ha comenzado.

Danos un poco de tu fuerza para acabarlo bien.

Hoy abriremos bien nuestros ojos para mirar a los demás.

Trataremos de repartir algo de lo mucho que nos has dado.

 

Queremos amar a aquellos que nadie ama,

a los solos y a los tristes,a los desanimados,

a los que casi todo les sale mal.

Nos acordaremos de los que sufren porque tienen hambre,

de los que se aprovechan de los demás,

de los que son explotados por los poderosos,

y de los que viven pensando sólo en ellos.

 

Danos unos ojos abiertos para ver a toda esa gente

Danos unas manos dispuestas para ayudar a cuantos nos necesitan.

Danos un corazón más grande para que todos quepan dentro.

 

Fuente original: www.reflejosdeluz.net