50 años de las fraternidades ADSIS al servicio de los jóvenes y los pobres

30 comunidades en 10 países forman el Movimiento de Comunidades ADSIS que en estos días celebra en distintos lugares el 50 aniversario. Desde el impulso del Espíritu tras el Concilio Vaticano II, en la dinámica juvenil de los salesianos, el sacerdote José Luis Pérez inició está presencia comunitaria que hoy se extiende por barrios de diferentes ciudades del mundo, acompañando la vida y el sufrimiento de los pobres y anunciando el Evangelio entre los jóvenes. Constituido como Asociación Internacional de Fieles y con reconocimiento pontificio recibe distintas encomiendas de los obispos en parroquias o de atención a sectores específicos como pastoral universitaria o juvenil. También desde la llamada a las periferias y a los heridos de nuestro tiempo la Fundación ADSIS realiza distintos programas de inserción laboral destinados a jóvenes, de fracaso escolar con niños y adolescentes, de acompañamiento de personas privadas de libertad, de ayuda a la integración con emigrantes, de educación en valores, de promoción del voluntariado o de cooperación al desarrollo.
El arzobispo-cardenal de Barcelona Lluís Martínez Sistach, en la celebración del aniversario de ADSIS recogió las palabras que el Papa Francisco acababa de dirigir en el reciente III Congreso Mundial de Movimientos y Nuevas Comunidades: “Reavivad la frescura del carisma”. Agradeció la vida de tantos hermanos y su servicio en las parroquias así como tantos servicios de atención a los pobres y de acompañamiento a jóvenes. Destacó la importancia de sembrar el carisma de la fraternidad sirviendo a la comunión de todos en la iglesia diocesana.

El Moderador General, padre Fermín Marrodán, destacó como la historia de las comunidades estaba marcada por la permanente novedad que supone anunciar la Buena Noticia. Así resaltó que en el presente las comunidades ADSIS cuentan con una presencia en las iglesias consolidada durante muchos años, con muchos hermanos de diferentes generaciones que realizan una entrega generosa al servicio de los jóvenes y los pobres, y con una renovada disponibilidad para nuevos proyectos.
La celebración tuvo una primera fase en Madrid donde participaron hermanos de las diferentes comunidades que profundizaron en algunos retos para el futuro. Luego recibieron la aportación de una mirada externa que contó con la presencia amiga del obispo emérito Juan María Uriarte, que acompañó al Movimiento hacia el reconocimiento, el teólogo Javier Vitoria y Luis Aranguren, director de la editorial PPC. En todo momento las hermanas y los hermanos ADSIS estuvieron acompañados por amigos de las comunidades que participaron de los distintos momentos.
La celebración en Barcelona comenzó con la Eucaristía presidida por el cardenal-arzobispo de Barcelona, Lluís Martínez Sistach y concelebrada por el Moderador General de ADSIS y veinte sacerdotes en el colegio de los salesianos de Horta. Después se proyectó un documental sobre la historia y presente de las comunidades ADSIS en Cataluña. Este fue un momento entrañable donde se recordó a tantas personas que a lo largo de los años han participado en esta aventura. Después tuvo lugar un coloquio en el que participaron hermanos de los primeros años y del momento actual con Josep Figueras, médico, José Matías, diácono, Isabel Garcia, profesora y Fermín Marrodán, como Moderador General de ADSIS. Se destacó cara al futuro la importancia de proponer la participación en las comunidades de forma plural, la urgencia de una permanente conversión para acercarse a las periferias y a los jóvenes así como el reto de hacer camino compartido de iglesia.
El Pentecostés continúa y en este tiempo de gracia el Papa Francisco empuja «¡Sois un don y una riqueza en la Iglesia! ¡Esto sois vosotros! […] ¡Llevad siempre la fuerza del Evangelio! ¡No tengáis miedo! Tened siempre la alegría y la pasión por la comunión en la Iglesia».

 

Fuente original: Periodista digital