Parroquia de Santa Marta. Casa Abierta

En la Parroquia de Santa Marta, que anima desde hace años la comunidad Adsis de Salamanca, con motivo de la clausura del año de la fe y coincidiendo con el día del Domund, durante la jornada del Domingo 20 de Octubre, se ha vivido una celebración muy especial, en la que el Pueblo de Santa Marta ha participado activamente en la plaza de la Iglesia.

La idea ha sido secundada por todos los grupos que dan vida a esta comunidad parroquial  celebrando que  el Domund es algo de Todos los días cuando vivimos con actitud misionera saliendo al encuentro de los otros e implicándonos con el Hermano para que sienta que la casa del Padre, y por tanto también la Iglesia, es un espacio abierto en el que todos tenemos cabida, y todos somos responsables.

Conscientes de que la iglesia que somos va más allá de los muros de nuestro templo hemos querido salir a la plaza para ofrecer una casa abierta en la que todos estamos llamados a participar. A través de diferentes paneles hemos  dado a conocer todas las actividades que los diversos grupos de nuestra parroquia y abrir un espacio que invita a participar a todos los vecinos de manera más activa. Preparando dinámicas y juegos, exponiendo nuestras actividades y con la representación del evangelio en el que Jesús nos invita a navegar mar adentro y lanzar redes de fraternidad y solidaridad con todos los vecinos hemos querido compartir la alegría de SER IGLESIA que brota de la fe.

Una tómbola, a cargo de voluntarios que han trabajado para dar forma a las donaciones solidarias de empresas y particulares que entregaron desinteresadamente, ha repartido regalos y sonrisas: “Un euro para el DOMUND y un regalo para ti” se oía pregonar en esa esquina de la Plaza. Las huchas (que nos recordaban a las de barro con figuras de indios o negritos,  de asiáticos…que de niños paseábamos por los portales de nuestro barrio) rondaban por la plaza para recaudar fondos destinados al DOMUND. La recaudación de todas las misas también se destino a tal fin.  Y por lo que sabemos ha sido muy positiva.

De esta forma tuvimos la experiencia de Sentir y Vivir la Iglesia Celebrativa, feliz por poder compartir con todo el que se acercaba a los distintos stand que fueron preparados con mucho cariño por cada  grupo, representado en la plaza: Liturgia, Servicio de ayuda de alimentos, Grupos comunitarios de adultos, Comunidades religiosas y comunidades seglares, Catequesis Familiar, Catequesis de postcomunión , Grupos de jóvenes, Equipos de limpieza y mantenimiento, Grupos de oración, Pastoral de la salud y el Apoyo escolar organizado por la parroquia, la comunidad Adsis y la  Fundación Adsis contando con la colaboración de los jóvenes del voluntariado Adsis.

El día festivo de la CASA ABIERTA se cerró con una comida compartida en la plaza, donde una gran mesa repleta de parroquianos, simbolizó la Mesa del Cristiano que sabe y quiere compartir. Una Bendición muy simpática, a cargo del grupo Joven, precedió esta comida: una gran Paella digna de los mejores restaurantes y preparada con cariño por varias personas que participan en la parroquia, con el ingrediente primordial del AMOR y derrochando generosidad.

Begoña Maestre