Presencia Adsis en Paso Carrasco

Los orígenes de la Comunidad de Paso Carrasco comienzan en 1992, cuando 6 hermanos inician la historia de Adsis en Uruguay… Paso Carrasco es una ciudad periférica de la capital, Montevideo.

Vivimos aquí 17.000 personas, de las cuales muchas deben viajar diariamente para estudiar o trabajar. Como ciudad dormitorio, por muchos años careció de servicios de todo tipo, pero en los últimos años esto ha ido cambiando pues han reabierto ciertas industrias y también se han ampliado otras. A pesar de esto, son muchas las familias que viven en asentamientos irregulares e inundables, sobre todos niños, niñas y jóvenes.

Cuando se “baja al barrio”, a tres cuadras de la casa, Paso Carrasco se sigue pareciendo a aquel de los primeros años del 2000. “Allá en el barrio” no se habla tanto del nuevo alumbrado público ni de cuánto demoran en cambiar las luces de los semáforos de la nueva avenida… “Allá en el barrio” la preocupación más inmediata es cuándo volverá a subir el arroyo, porque si sucede, habrá que levantar lo poco que se tiene para que no lo pudra el agua… También se habla de si será verdad que recibirán la casa tantas veces prometida… si es así, ¿cuándo?. Y mientras, el duelo de dejar el barrio, los vínculos, disgregarse, y empezar de nuevo.

Aquí está la Comunidad Adsis, también conocida como “la casa de la parroquia” o incluso “del cura” para disgusto de algunos. La casa, el templo y los salones componen una pequeña manzana. En los salones funciona un proyecto en convenio con el Estado donde se desarrolla una propuesta socioeducativa para niños de edad escolar. Este proyecto lo lleva adelante la Comunidad hace casi 20 años. Lo que allí sucede: gritos, risas y cantos… se puede escuchar sin esfuerzo en la casa, que está al lado.

Hace 3 años, el Estado Uruguayo decidió que junto al “barrio”- zona regularizada pero igual eventualmente inundable- funcionaría un proyecto socioeducativo dirigido a la primera infancia. Se solicitó a Adsis su gestión. Lejos estábamos de querer ocupar lugares de gestión de servicios pero luego de un proceso de discernimiento con amigos y vecinos, que supuso un tiempo de diálogo, de acuerdos y desacuerdos… se aceptó el desafío. Muchos logros y nuevos retos están a la vista.

Los sábados también se realiza voluntariado con jóvenes que se vinculan con el barrio en actividades dirigidas a la recreación y desarrollo personal de niños y adolescentes de por acá. Estas experiencias han cambiado mucho, están en constante revisión, pero de una u otra forma, son tan antiguas como la llegada misma a “el Paso”. La imagen de “movimiento”, en Adsis, nos presta una idea clara de algo que nunca es estático.

A pesar de que estos dos proyectos “institucionales” al servicio de niños, niñas y sus familias, con frecuencia empobrecidas, atraviesan las apuestas comunitarias, queremos ser ante todo, vecinos:

Vecinos de la doña que nunca falta a misa los domingos y comparte su experiencia de fe sencilla y humilde pero profunda al extremo, esa que nos conmueve al decir “mujer, qué grande es tu fe”.

También cercanos a la vecina umbandista siempre dispuesta a compartirnos su cosmovisión y poniéndonos al día de los acontecimientos de la cuadra al igual que cuidando que estemos bien.

Vecinos de las otras organizaciones e instituciones barriales (educativas, sindicales etc) con los que codo a codo intentamos sentirnos parte de un colectivo más grande.

Vecinos también de quienes con frecuencia golpean nuestra puerta. Muchos cuentan sus historias desesperadas y piden dinero, otros llaman para entablar una charla y obtener una mirada. La excusa…¡pedir un poco de yerba para el mate!… y se van más aliviados.

Y al caer la noche, en casa, también nos hacemos vecinos compartiendo en la oración tanta vida, tanta invitación de Dios a estar disponibles para otros. Disponibles junto con otros sedientos que se acercan a compartir la Palabra y vibran por seguir buscando y ofreciendo la fuente.

Desde esta misma identidad, la de ser vecinos, es donde nos encontramos con los diversos rostros de Jesús que a veces nos pide agua junto al pozo y otras nos sana heridas profundas. Y este es un aprendizaje que nos enseñamos unos a otros, donde “el Paso” de Jesús avecinándose, necesariamente, se vuelve un Paso colectivo.

Daniel Gerarhd – Comunidad Paso Carrasco – Uruguay

Soberanía Alimentaria

Hay más de 860 millones de personas que sufren hambre en el mundo. La producción de alimentos tradicional como la agricultura a pequeña escala, que apuntan a alimentar a la gente local, está siendo destruída y reemplazada por una agricultura a gran escala creada por agro-empresas transnacionales. La crisis climática plantea una amenaza adicional a la producción de alimentos.

Es necesario que construyamos sistemas mundiales de alimentación basados en soluciones agrícolas diversas y localizadas. Se debería permitir a la gente a decidir y controlar sus propios sistemas de alimentación. Esta forma de agricultura también ayuda a las comunidades a tener más resisiliencia al cambio climático.

Amigos de la Tierra Internacional apoya a los pequeños agricultores como resistencia al poder empresarial que destruye su sustento y trae a sus comunidades hambre y conflictos. Ayudamos a construir puentes entre la gente y sus alimentos; entre aquellos que producen y consumen alimentos.

 

Fuente: Amigos de la Tierra Internacional

¿Qué está pasando en el Congo?

La situación de las mujeres en R.D.Congo es muy complicada. Tienen que hacerse cargo de sus familias y enfrentarse a situaciones de violencia extrema. Más de 100.000 mujeres son violadas cada año. Conoce más sobre esta realidad y sus causas y consecuencias en

La República Democrática del Congo es una de las zonas mineras más importantes del mundo, especialmente el este del país. Allí se encuentra el 80% de las reservas mundiales de coltán, mineral sin el cual la revolución de las nuevas tecnologías, en especial de la tecnología móvil, no habría sido posible.
Además del coltán, destacan, sobre todo, otros tres minerales que realizan funciones fundamentales: el oro, el wolframio y el estaño. Son minerales escasos y caros, los llamados ‘minerales en conflicto’ o, más crudamente, ‘minerales de sangre’.
Su extracción, procesado y venta está controlada por grupos armados que han convertido el Congo en el peor de los infiernos, con más de cinco millones de muertos desde 1998, un millón de personas desplazadas sólo en 2013 y más de cien mil mujeres violadas al año.
Esos minerales “manchados de sangre” son los que llegan a nuestras manos escondidos en nuestros móviles. Sin ser muy conscientes de ello, contribuimos a financiar la continuidad de la explotación de tanta gente en las minas y el mantenimiento de los grupos armados que intervienen en los conflictos.
En ALBOAN, queremos crear una gran movilización ciudadana, para pedir a nuestros representantes políticos y empresas que regulen el comercio internacional de estos minerales. Queremos evitar que su adquisición contribuya a financiar la guerra en el este de Congo y la explotación de miles de personas.
Y al mismo tiempo solicitar ayuda para apoyar proyectos que mejoren las condiciones de vida de las personas desplazadas de sus hogares por el conflicto armado.
Queremos una Tecnología Libre de Conflictos. ¿Te sumas?

Toda la información en: Tecnología Libre de Conflicto.

¿Fairphone?

Es indudable que el frenético desarrollo tecnológico en el que estamos inmersos nos ha convertido en consumistas y derrochadores con un hambre insaciable para los nuevos gadgets que la industria cocina cada día. Ante este panorama nace FairPhone, el smartphone que pretende convertirse en el primer teléfono ecológico y sostenible del mercado.

No se trata tan solo de un teléfono, sino de un movimiento social que pretende cambiar la concepción de una tecnología desarraigada de su entorno, el medio ambiente y su implicación social. De hecho, FairPhone se considera “una empresa social que trabaja para crear una economía más justa y cambiar cómo se hacen las cosas. Abrimos las cadenas de suministro, resolvemos problemas y utilizamos la transparencia para iniciar el debate sobre lo que es realmente justo”.

FairPhone esuna empresa social que trabaja para crear una economía más justa y cambiar cómo se hacen las cosas

FairPhone, sotenibilidad y compromiso social en un teléfono

El proyecto deFairphone comenzó en 2010 con la idea de crear conciencia social sobre los conflictos armados en torno a los minerales que la industria tecnológica requiere, así como sobre las guerras de combustible en la República Democrática del Congo. Bajo este prisma, el diseño de FairPhone se entronca con la búsqueda de componentes, materiales, sistemas de producción y reciclaje sostenibles y libres de toda esta problemática.

Para conseguir producir este teléfono ecológico de forma sostenible y respetuosa con su entorno social, FairPhone se centra en cinco pilares:

Minería
Los materiales básicos para su producción fomentan las economías locales, y lo minerales que utilizan no sufren ningún tipo de conflicto armado.
Diseño
FairPhone se centra en la durabilidad y capacidad de reparación, y no en la obsolescencia programada, para aumentar el de la vida útil del teléfono. De esta manera se otorga a los consumidores un mayor control sobre el producto.
Fabricación
Procuran que todos los empleados de la fábrica cuenten con condiciones seguras de trabajo y salarios justos. Además trabajan conjuntamente con los fabricantes para que reinviertan en el bienestar de los empleados.
Ciclo de vida
En el ciclo de vida del producto, FairPhone trabaja para conseguir un ciclo completo que incluya el uso, la reutilización y el reciclaje seguro.
Emprendimiento social
Su visión empresarial pretende crear una nueva economía enfocada en valores sociales, trabajando con transparencia y divulgando la historia del teléfono sostenible para ayudar a los consumidores a tomar decisiones informadas sobre lo que compran.

Fairphone, un smartphone tan potente como ecológico

Un smartphone tan potente como ecológico

Con un precio de 310 euros y más de 30.000 unidades vendidas, este teléfono ecológico no tiene nada que envidiarle a los smartphones de alta gama, solo hace falta echarle un ojo a las características para comprobar que puede cumplir con las necesidades del usuario medio de este tipo de productos:

  • CPU Quad-core, procesador Mediatek 6589, optimizado para ver y grabar en alta definición.
  • Dual SIM para utilizar dos líneas de teléfono.
  • 1 GB de memoria RAM.
  • 16 GB de memoria interna.
  • MicroSD hasta 64 GB.
  • Patalla de 4,3 pulgadas, con resolución 960×540 píxels con cristal Dragontrail duradero y resistente a los arañazos.
  • Conexión GPS, Wi-Fi, Bluetooth, con E-Compass y giroscopio.
  • Cámara frontal de 1,3 megapíxels y cámara trasera de 8 megapíxels.
  • Sistema operativo libre basado en Android 4.2
  • Acceso de administrador (root), para que puedas controlar todas las aplicaciones que ejecuta el teléfono.
  • Batería recargable, accesible e intercambiable.
  • Conector de auriculares y altavoz trasero.
  • MicroUSB para carga de batería y transferencia de datos.

Fuente: Soy medio ambiente. Bruno Lara

¿Otras finanzas son posibles?

Estamos finalizando un largo período de globalización que ha durado más de 30 años y se ha caracterizado por la irrupción de un proceso devastador y nada espontáneo impulsado por las finanzas.

Enunciaremos cinco principios básicos que a nuestro juicio constituyen las premisas de unas finanzas alternativas al servicio de las personas:

Primer principio.– Sacar las finanzas públicas de los mercados financieros: supone permitir una financiación pública democrática de los Estados mediante un banco central europeo controlado democráticamente, y que preste directamente a los Estados miembros de la Eurozona.

Segundo principio.- Escapar de la trampa de la deuda: requiere establecer auditorías que conduzcan a quitas y reestructuraciones de la deuda. Los bancos y actores financieros privados deben responsabilizarse de su parte de pérdidas.

Tercer principio.- Dotar a las finanzas públicas de una base sostenible: implica incrementar los impuestos a la riqueza y a los beneficios corporativos, y armonizar los impuestos a los niveles altos para erradicar la desigualdad fiscal. Acabar con la evasión fiscal e implementar un “embargo financiero” a los paraísos fiscales.

Cuarto principio.- Desarmar a los mercados financieros y poner al sector bancario bajo control: supone prohibir mecanismos especulativos dañinos (por ejemplo: transacciones de alta frecuencia, ventas en corto descubiertas, especulación con derivados, acuerdos extrabursátiles) e imponer un impuesto a las transacciones financieras (ITF) a una tasa de al menos el 0,1%; una regulación bancaria estricta (por ejemplo: separar los bancos comerciales tradicionales de los bancos de inversión, desmantelar los bancos “demasiado grandes para caer”).

Quinto principio.- Permitir una forma de financiación pública y democrática de la economía: plantea recuperar y consolidar una banca pública bajo control democrático, que asegure la financiación selectiva de las necesidades sociales y económicas, garantice los derechos sociales y financie una transición socioecológica. Las políticas comerciales deberían ser también revisadas para adherirse a estos objetivos, en cooperación con los países en desarrollo.

Escrito por: Ricardo García Zaldívar, doctor en Economía y presidente de Attac España

Lo que hemos aprendido de las personas

Con estas líneas, que amablemente Bego me ha invitado a escribir, quiero compartir aquello que me ha acompañado durante tantos años con los hermanos del Movimiento Adsis:
la sensación de incapacidad y pequeñez para comprometerme con los pobres. Y la admiración por la capacidad de tantos hermanos para estar presentes con audacia y valentía.

Como tantos hermanos he vivido la urgencia por salir a la calle, por acercarme y por buscar a aquellos que no tienen oportunidad de vivir dignamente, y tal vez por eso decidí ser médico. Así quería aportar mi granito de arena para luchar contra la pobreza y la enfermedad.

Entre los pobres, donde mi deseo y mi impotencia se encontraron, cobró fuerza la cercanía de los compañeros de camino, de los hermanos Adsis. Con ellos he aprendido que acompañar a las personas no es con fuerza y capacidad, sino que sencillamente es “estar presente” y “dejarse hacer”. Ellos me han enseñado a estar ahí, atento y dejando que mi corazón se llene de la vida de todos.

Nuestra historia me ha acercado a los pobres. Recuerdo que con Teresa, acabando los estudios de medicina, visitamos Pamplona. Allí vivían los hermanos de la comunidad Adsis con cincuenta familias gitanas que recorriendo el norte de la península se asentaron en chabolas y más tarde en las casas prefabricadas del poblado Santa Lucía. Quedamos seducidos por las personas y por la presencia de unos jóvenes viviendo entre esas familias. Regresamos a Barcelona con nuestro “corazón tocado” y nos acercamos a los barrios de “Bon Pastor”, de “El Carmel” y de “Meridiana”, junto a los hermanos Adsis. Buscamos, así, estar entre la gente sencilla, convencidos de que ese era el lugar en el que queríamos vivir.

Acabamos la carrera y nos fuimos a Pamplona, donde ya muestro corazón había quedado seducido por las familias de Santa Lucía. Lo teníamos claro, queríamos vivir allí. Aún recuerdo el día que llegué, subiendo de noche por la empinada cuesta del poblado, pensando qué iba a suceder y qué aventuras viviríamos. De nuevo la sensación de pequeñez se apoderaba de mi, pero me sentía alentado, porque no estaba solo, estaban mis hermanos.

Llegamos a Pamplona por un año… ¡y nos quedamos otros trece!. Nos casamos allí entre las familias gitanas y allí nacieron nuestros hijos mayores. Fueron años extraordinarios, donde crecimos y aprendimos a ser amigos de cada familia, a alegrarnos, a sufrir y a llorar con ellos. Las tardes frente al fuego de su casa, los paseos y las sentadas en “la cuesta”, las reuniones y los interminables diálogos para buscar soluciones a tantos problemas, la fiesta compartida, la alegría por los niños que nacían, el dolor por aquellos que nos dejaban…,”todo” daba sentido a  “toda” nuestra vida. Poco a poco florecían iniciativas y propuestas por “salir de esta miseria, cuanto antes sea mejor “… como decían nuestros vecinos. Fueron años en los que aprendimos a esperar, a creer que todo era posible y que permaneciendo junto a las personas, fructificarían los anhelos por una vida justa y digna. No se trataba de saber, sino de permanecer y de dejarnos hacer, siendo esta nuestra única certeza. Es y será difícil borrar de nuestro corazón la experiencia vivida que ha conformado nuestra manera de entender la realidad. Es difícil expresarla, pero siempre hemos querido transmitir la esperanza que anida en el sentido profundo de lo que hacemos.

Con el tiempo, las comunidades Adsis me dieron la oportunidad de iniciar un nuevo camino dando forma al programa de Cooperación, acompañando su presencia en Chile, Ecuador, Uruguay, Argentina y más tarde en Perú y en Bolivia. Aprendimos a gestionar proyectos y programas y con ello dar apoyo a hermanos, a compañeros y a muchos amigos en América. De nuevo recordaba que lo que importa es permanecer y acompañar a las personas y a las comunidades, aprendiendo en el camino. En los viajes que pude realizar, otra vez me sentí pequeño ante la realidad y ante la entrega y la fortaleza de tantos. Doy gracias por todo lo que durante esos años aprendí de los hermanos y los compañeros latinoamericanos.  En los relatos de cada viaje intenté devolver lo recibido y contarlo así:

“La superación de la pobreza requiere la apuesta de muchos, cuantos más mejor, y la apuesta por los pobres supone ‘echar raíces’, permanecer y caminar con ellos. Esta es la tarea, crear lazos de solidaridad con los pobres y compartir la vida…” .

“Dios quiera que no dejemos de “impactarnos” día a día por la realidad y por la vida de tantos hombres y mujeres que sufren la injusticia provocada o tolerada por otros”. “… para mi está suponiendo una oportunidad de ‘abrir los ojos al mundo’ y descubrir las raíces profundas por las que vale la pena vivir. Ante la injusticia en la que tantos hombres y mujeres viven día a día, ante la pobreza y enfermedad muchas veces absurda, es posible aportar algo de nuestras vidas para que florezca la esperanza…” “No son los éxitos pretenciosos, sino la paciencia y la perseverancia junto al que sufre lo que puede transformar el dolor en gozo”.

“Conversar con nuestros amigos… y pasear… resulta esclarecedor. Los pobres siguen siendo pobres y cada vez más. Recorrer las calles…, supone descubrir cómo la lucha por sobrevivir es la tarea diaria de muchos…”.

“Tal vez entre todos podamos empujar de verdad está historia; queda mucho por hacer, queda mucho por vivir hoy, mañana y pasado; nosotros, nuestros hijos y los que vengan por detrás… Nos necesitamos los unos a los otros.. “.

De nuevo, la vida me sorprendió y tuve la oportunidad de compartir vida y proyectos en la Fundacion Adsis. Me acerqué a personas cercanas a las personas, a jóvenes que buscan empleo, a personas privadas de libertad, a inmigrantes con o sin papeles, a jóvenes y niños en hogares de acogida, a familias sin vivienda, a personas sin hogar…

La Fundación Adsis son personas que están presentes y aportan esperanza y sentido a muchos, que buscan sensibilizar a la sociedad para construir un mucho más humano, que se acercan a los jóvenes para aprender de ellos y con ellos seguir caminando. Con ellas, seguí acercándome a los pobres, reconociendo de nuevo las limitaciones y la necesidad del “valor” para “estar presente”. Aprendí también lo imprescindible de estar organizados, de poner en común lo que vivimos, de escucharnos y de respetarnos, de salir cada uno de nuestra realidad para aprender del otro y aportar nuestra diversidad y experiencia. Ante las dificultades, aprendí a decirme que “no estaba condenado al éxito”, sino llamado a hacer camino, a acompañar y a sentirme acompañado.

Hoy, con la inmensa riqueza de lo vivido, sigo compartiendo con personas y organizaciones, el valor de “estar presente”, de creer que en nuestra pequeñez encontramos la capacidad para aprender, compartir y encontrar juntos la fuerza para permanecer con los jóvenes y los pobres.

Le pido al Señor que siga poniendo en nuestro camino la vida de las personas y que nuestro corazón siga herido por el dolor y por la injusticia y llamado a la entrega, a la solidaridad y a “dejarse hacer “.

Agradezco a todos los compañeros de camino, de ilusiones y de afanes compartidos. Son tantos los nombres que es difícil recogerlos, pero en nombre de todos tengo presente a Andrés que nos impulsó y nos animó, en todo momento a “estar presentes” y a dar lo mejor de nuestras vidas. Y a Rafa, pionero en compartir vida y amor en America Latina.

Un fuerte abrazo.
Xavi Serna, comunidad Madrid Centro.

Fondo de emergencia para la formación de jóvenes sin recursos económicos

Tú puedes cambiar la vida de muchos jóvenes. Con tu ayuda podremos pagar sus cursos de formación para que aprendan un oficio y consigan un puesto de trabajo.

En Fundación Adsis atendemos anualmente a más de 17.000 personas, en su mayoría menores de 30 años sin recursos económicos suficientes para tener un futuro mejor.

Hacer frente a necesidades como el pago de sus estudios, o del abono de transporte para ir al centro de formación, resulta muy difícil para ellos.

En Fundación Adsis contamos con un fondo de emergencia para ayudarlos en estas situaciones.

 colabora-fundacion-adsis

Toda aportación suma. 

Colabora porque puedes cambiar su vida.

 

Fuente original: Fundación Adsis

Adsis, junto a otras organizaciones, contra la corrupción en España. Un ejemplo de unidad frente a la división entre los políticos

LOS CRISTIANOS SE MOVILIZAN CONTRA LA CORRUPCIÓN EN ESPAÑA Y DAN EJEMPLO DE UNIDAD FRENTE A LA DIVISIÓN ENTRE LOS POLÍTICOS

 

Con motivo de la celebración del Día Internacional contra la Corrupción, el martes 9 de diciembre de 2014, se presenta la declaración denominada “LLAMAMIENTO CRISTIANO A LA HONRADEZ Y A LA ESPERANZA FRENTE A LA CORRUPCIÓN”. Promovida por diversas iglesias, comunidades y organizaciones eclesiales cristianas, esta acción pretende dar respuesta al grave problema de la corrupción en nuestra sociedad. El acto público de presentación tendrá lugar en la Iglesia Anglicana de San Jorge de Madrid (Calle de Núñez de Balboa, 43, esquina con C/ Hermosilla) ese mismo día. El acto empezará a las 20:00h y consistirá en: una Mesa Redonda, con representantes de diversas tradiciones cristianas bajo el lema: “Corrupción, honradez y esperanza”, seguida de una Vigilia de Oración frente a la Corrupción. Se invita a todos los cristianos y cristianas y a toda la gente de buena voluntad a adherirse a esta iniciativa solidarizándose a través del portal: www.facebook.com/cristianoscontralacorrupcion y asistiendo a los actos mencionados. No seamos cómplices de la corrupción, actuemos”. Más información: Tlf. 619.285.243.

 

Convocan y firman por orden de adhesión: Comisión General de Justicia y Paz España + Iglesia Anglicana de San Jorge Madrid + Iglesia Evangélica Española + Hermandad Obrera de Acción Católica (HOAC) de Madrid + Conferencia Española de religiosos- CONFER + Movimiento Focolares Madrid + Comunidades ADSIS + Misioneras de la Unidad + Manos Unidas. Delegación de Madrid + Iglesia Antigua Hispánica + Comunidad Evangélica de Habla Alemana Madrid + Diaconía + Sociedad Bíblica +Caritas Española +Arzobispado Ortodoxo de España y Portugal (Patriarcado Ecuménico de Constantinopla) + Obispado Ortodoxo Rumano de España y Portugal + Parroquia Ortodoxa Rusa de Santa María Magdalena. Patriarcado de Moscú + Equipos de Pastoral Obrera (EPPO) de Madrid + Parroquia de San Pablo Madrid +Asociación Puente de Esperanza Madrid + Institución Javeriana + Foro de Curas de Madrid +Parroquia de Santa Mª del Buen Aire de Madrid +Comisión JUSTICIA, PAZ, INTEGRACIÓN DE LA CREACIÓN (JPIC) de las hermanitas de la Asunción +Profesores cristian@s de la educación pública +Centro de Reflexión Alberto Hurtado + Cristianos Socialistas del PSM-PSOE+ Asociación Ecuménica Internacional

 

Descarga el Manifiesto Cristiano contra la Corrupción

Lucha contra el ébola y el paludismo en barrios marginales de Dakar.

VENTA SOLIDARIA 29 NOVIEMBRE (MADRID). 

El sábado 29 de noviembre en el Hotel Petit Palace – Calle Jorge Juan, 17  en horario de 11:00 a 21:00 horas, CONEMUND organiza una venta para luchar contra el ébola y el paludismo en barrios marginales de Dakar.

CONEMUND y su socio EDEN trabajan desde 2008 para mejorar la situación sanitaria de niños y niñas del suburbio de Guédawiye, en la periferia de Dakar, capital de Senegal, una de las zonas más marginales del país y donde las tasas de mortalidad infantil son elevadas. El paludismo, el VIH/SIDA y la tuberculosis son mortíferos para los niños y niñas en estos barrios debido a la mala nutrición, la falta de saneamiento y atención de la salud, la escasez de higiene, la falta de información, etc. Todas estas malas prácticas favorecen el desarrollo de enfermedades bacterianas o parasitarias, y la aparición de epidemias, que afectan especialmente a la población infantil. Ahora el ébola también supone una grave amenaza en estos barrios tan insalubres.

INVITACION EMAIL. - copia

La fiebre hemorrágica causada por el virus del ébola es una enfermedad transmisible de carácter grave con una tasa letal de entre el 50% y el 90%. De momento, no existe vacuna y la epidemia se está propagando rápidamente, muy especialmente, en África. Desde que se identificó este virus por vez primera, en 1.976, no ha existido una propagación tan rápida como la actual, que se inició en Marzo 2014.

En un contexto de epidemia, los niños son los más afectados: por un lado, son los más vulnerables ante la enfermedad; por el otro, pueden perder a las personas que les cuidan o a miembros de su familia, con lo que sus vidas seguirán en peligro.

En CONEMUND y EDEN tenemos una larga experiencia en proyectos destinados a la infancia, en los que  además de formar y sensibilizar sobre los derechos de los niños, y en especial sobre la importancia de la educación de las niñas, hemos incluido campañas sanitarias contra el paludismo (endémico en la zona) y el sida, que hasta el momento eran los mayores retos sanitarios y las causas más elevadas de enfermedad y mortalidad en la zona. Ahora, además de continuar realizando estas campañas de prevención, queremos explicar cómo evitar el contagio del virus del ébola.

Por ello, vamos a dirigir nuestra actividad hacia varios campos fundamentales para combatir la enfermedad, la primera de las cuales es la formación de 20 promotores sanitarios, para que se encarguen de sensibilizar al resto de la comunidad. Después nos proponemos realizar actividades de sensibilización sobre comportamientos higiénicos, tanto a través de charlas en centros educativos y asociaciones, como a través de visitas a domicilio o de laemisión de mensajes radiofónicos. Por último, queremos proveer con material higiénico y de limpieza a 10 centros educativos y 700 hogares.

Necesitamos tu ayuda para seguir mejorando la situación sanitaria en estos barrios y preparar a los niños y a sus familias ante una eventual llegada del ébola en Guediawaye. La prevención es fundamental antes de que la enfermedad aparezca. La acción se dirige a los niños de 10 centros educativos, y a 700 familias, beneficiando a un total de  9.000 personas, de las que el 42% son niños.

TE ESPERAMOS!!

Más información: CONEMUND

50 años de las fraternidades ADSIS al servicio de los jóvenes y los pobres

30 comunidades en 10 países forman el Movimiento de Comunidades ADSIS que en estos días celebra en distintos lugares el 50 aniversario. Desde el impulso del Espíritu tras el Concilio Vaticano II, en la dinámica juvenil de los salesianos, el sacerdote José Luis Pérez inició está presencia comunitaria que hoy se extiende por barrios de diferentes ciudades del mundo, acompañando la vida y el sufrimiento de los pobres y anunciando el Evangelio entre los jóvenes. Constituido como Asociación Internacional de Fieles y con reconocimiento pontificio recibe distintas encomiendas de los obispos en parroquias o de atención a sectores específicos como pastoral universitaria o juvenil. También desde la llamada a las periferias y a los heridos de nuestro tiempo la Fundación ADSIS realiza distintos programas de inserción laboral destinados a jóvenes, de fracaso escolar con niños y adolescentes, de acompañamiento de personas privadas de libertad, de ayuda a la integración con emigrantes, de educación en valores, de promoción del voluntariado o de cooperación al desarrollo.
El arzobispo-cardenal de Barcelona Lluís Martínez Sistach, en la celebración del aniversario de ADSIS recogió las palabras que el Papa Francisco acababa de dirigir en el reciente III Congreso Mundial de Movimientos y Nuevas Comunidades: “Reavivad la frescura del carisma”. Agradeció la vida de tantos hermanos y su servicio en las parroquias así como tantos servicios de atención a los pobres y de acompañamiento a jóvenes. Destacó la importancia de sembrar el carisma de la fraternidad sirviendo a la comunión de todos en la iglesia diocesana.

El Moderador General, padre Fermín Marrodán, destacó como la historia de las comunidades estaba marcada por la permanente novedad que supone anunciar la Buena Noticia. Así resaltó que en el presente las comunidades ADSIS cuentan con una presencia en las iglesias consolidada durante muchos años, con muchos hermanos de diferentes generaciones que realizan una entrega generosa al servicio de los jóvenes y los pobres, y con una renovada disponibilidad para nuevos proyectos.
La celebración tuvo una primera fase en Madrid donde participaron hermanos de las diferentes comunidades que profundizaron en algunos retos para el futuro. Luego recibieron la aportación de una mirada externa que contó con la presencia amiga del obispo emérito Juan María Uriarte, que acompañó al Movimiento hacia el reconocimiento, el teólogo Javier Vitoria y Luis Aranguren, director de la editorial PPC. En todo momento las hermanas y los hermanos ADSIS estuvieron acompañados por amigos de las comunidades que participaron de los distintos momentos.
La celebración en Barcelona comenzó con la Eucaristía presidida por el cardenal-arzobispo de Barcelona, Lluís Martínez Sistach y concelebrada por el Moderador General de ADSIS y veinte sacerdotes en el colegio de los salesianos de Horta. Después se proyectó un documental sobre la historia y presente de las comunidades ADSIS en Cataluña. Este fue un momento entrañable donde se recordó a tantas personas que a lo largo de los años han participado en esta aventura. Después tuvo lugar un coloquio en el que participaron hermanos de los primeros años y del momento actual con Josep Figueras, médico, José Matías, diácono, Isabel Garcia, profesora y Fermín Marrodán, como Moderador General de ADSIS. Se destacó cara al futuro la importancia de proponer la participación en las comunidades de forma plural, la urgencia de una permanente conversión para acercarse a las periferias y a los jóvenes así como el reto de hacer camino compartido de iglesia.
El Pentecostés continúa y en este tiempo de gracia el Papa Francisco empuja «¡Sois un don y una riqueza en la Iglesia! ¡Esto sois vosotros! […] ¡Llevad siempre la fuerza del Evangelio! ¡No tengáis miedo! Tened siempre la alegría y la pasión por la comunión en la Iglesia».

 

Fuente original: Periodista digital