La basura será verdura

Me preocupa el despilfarro alimentario. Desde principios de esta década se está generando mucha información para denunciarlo. Así, ya sabemos que entre un 30 y un 50% de los alimentos producidos acaban en la basura; sabemos también que si el desperdicio de alimentos fuera un país, sería el tercer mayor emisor de gases de efecto invernadero; y que todo esto sucede mientras 815 millones de personas pasan hambre y el planeta sigue calentándose.

Pero no solo me preocupa la cantidad de alimento que no se aprovecha, también me preocupa, y mucho, el tratamiento que se hace de esta cuestión. Pareciera que solo hay dos culpables: al inicio de la cadena alimentaria, las y los agricultores que tiran sus tomates y mandarinas para que suban los precios y forrarse, y en el otro extremo, las y los consumidores, una pandilla de derrochadores sin conciencia. El actor que los conecta, los supermercados, sale prácticamente inmune.

Los datos que se manejan no son fiables, nadie audita el porcentaje que lanzan los supermercados pero no solo se trata de quién despilfarra más sino de qué factores lo provocan. Y es ahí donde queda claro que, en este sistema alimentario actual, el poder que ejercen los supermercados como amos y señores de la distribución, es el mayor responsable del problema.

Por un lado, porque marca los precios al sector productivo, tan bajos, que finalmente a este no le sale a cuenta ni vender, o bien porque marca estándares muy rigurosos que, como me contaba un payés de El Prat, provocó que ningún súper le comprara una magnífica campaña de calabazas por ser más grande de la norma. Por otro, porque además de haber hecho desaparecer al pequeño comercio donde era fácil comprar al detalle, cantidades precisas y sin envases, es un estimulador nato del compre dos y llévese tres o del paquete maxiahorro que, o no acabamos consumiendo o nos enferma de obesidad.

Tantas campañas centradas en culpabilizarnos no creo que sea casual. Con el alma en un puño cuando tenemos que tirar comida, nos cuesta mucho señalar con el dedo que la inmoralidad está básicamente en el sistema y sus grandes beneficiados. Nos tiembla el pulso si queremos explicar que la basura llegó de la mano de la alimentación industrial. Además, ver que la verdura y la fruta es algo que se puede echar a perder, de alguna manera, les está haciendo perder valor y lo que gana reconocimiento y adeptos es el alimento procesado que “nunca caduca”. Y ya verán como en breve tendremos campañas de la industria alimentaria con “alimentos contra el despilfarro” o nuevos transgénicos para obtener frutas y verduras no perecederas.

Pero si hay alimentos inmortales es porque no están vivos. Es una alimentación que se aprovecha del miedo a la muerte, en lugar de re-enseñarnos que es la muerte la que nutre la tierra de materia orgánica donde crecerán nuevos alimentos en un círculo infinito y virtuoso. Las campañas contra el despilfarro deberían centrarse en promover otra manera de consumir, con alimentos frescos, ecológicos, de proximidad.

Mortales y que deben volver a la tierra.

Fuente original: Palabreando

 

icono-03pedro

Pedro Jiménez

Biólogo y cura Adsis

‘Ganar al viento’: Cine-testimonio sobre la fuerza de la vida. Por Peio Sánchez

Peio Sánchez
Peio SánchezCine Espiritual para todosSobre el Autor.

‘El instante más oscuro’: el arte del discernimiento. Por Peio Sánchez

Peio Sánchez
Peio SánchezCine Espiritual para todosSobre el Autor.

‘Tres anuncios en las afueras’. Por Peio Sánchez

Peio Sánchez
Peio SánchezCine Espiritual para todosSobre el Autor.

‘La isla de los monjes’. Por Peio Sánchez

Estupendo documental sobre la iglesia en salida

Documental que aborda en perspectiva testimonial el dinamismo de una iglesia en salida.

Títulado originalmente El regreso de los monjes a Schiermonnikoog, fue realizado para la televisión holandesa por Anne Christine Girardot, una cineasta inspirada por su fe.
La idea de la película surgió de un anuncio en Diepenveen. Los monjes del monasterio de Sión en los Países Bajos vendían su monasterio. El gran edificio que en otros tiempos había tenido 150 monjes ahora estaba ocupado por una comunidad de 8 trapenses que en la observancia estricta hacen un voto de estabilidad en permanencia hasta la muerte. Dentro del gran cambio del proceso de secularización los edificios religiosos se vacían o pasan a otros usos culturales e incluso recreativos. Anne Christine se interesó por la circunstancia de estos monjes que vendían en edificio incapaces de mantener su estructura y así fue como está mujer se metió en la clausura monástica para filmar el nuevo peregrinaje de la comunidad.

Lo cierto es que la venta surgió de una resistencia: no bastaba con dejan que el último apagara la luz. Antes que una operación inmobiliaria era un pequeño éxodo de la abadía menguante. Aquellos hombres, situados entre el cielo y la tierra, querían profundizar en su encuentro con Dios desde lo original de sus orígenes y para ello se propusieron volver a la isla de los monjes grises. Schiermonnikoog es la isla más pequeña de las que pertenecen a Países Bajos, con una longitud de 16 km y una anchura de 4 km, que recibe su nombre de la comunidad de monjes cistercienses que fue propietaria del enclave.

 

Peio Sánchez
Peio SánchezCine Espiritual para todosSobre el Autor.

Globos de Oro Espirituales 2018

Entre los filmes galardonados con los Globos de Oro, el cine espiritual ha destacado algunos por su trato y concepción de los valores sociales y humanos.

Mn. Peio destaca seis de las películas premiadas: Tres anuncios en las afueras, La Forma del Agua, Lady Bird, El instante más oscuro, Coco y In the Fade (En la sombra).

 

Peio Sánchez
Peio SánchezCine Espiritual para todosSobre el Autor.

‘Wonder’, la belleza interior. Por Peio Sánchez

Peio Sánchez
Peio SánchezCine Espiritual para todosSobre el Autor.

 

All Saints de Steve Gomer

Un comerciante engreído que se convierte en pastor protestante de una pequeña iglesia de Tennessee llena de problemas y que acoge a un grupo de emigrantes de Birmania. John Corbett, al que recordamos por Doctor en Alaska, realizando el mejor papel de su carrera. De la mano un buen guion sugerente (Steve Armour) y una correcta realización nos muestra como el Señor ayuda a los que se ayudan entre sí. En la línea del cine inspirador norteamericano basada en hechos reales y donde se resalta el sentido comunitario donde los objetivos comunes y el esfuerzo colectivo están amasados por la fe.

Peio Sánchez
Peio SánchezCine Espiritual para todosSobre el Autor.

 

 

Navidad, 25 de Diciembre

COMPARTIR

Señor, si consiguiéramos vivir haciendo siempre lo que tú nos propones,

nuestra vida sería una fiesta,

el cansancio y la rutina desaparecerían de nuestra historia

y sabríamos volcarnos del todo en el momento presente,

viviendo el aquí y el ahora, con toda intensidad y total dedicación,

dejando el pasado en tus manos y el futuro abandonado en ti.

 

Ayúdanos a vivir cada momento, entregándonos del todo, sin

escatimar una atención, una caricia, un estímulo,

una palabra amable, el descubrimiento de lo mejor del otro.

 

Ayúdanos a disfrutar, a vivir con pasión, a gozar con intensidad,

a comunicarnos con sinceridad, a enriquecernos con

nuestras diferencias, a descansar en ti y a sabernos facilitar

la vida unos a otros.

 

4ª semana de adviento. Día 24 de Diciembre

RESPONSABILIDAD

Padre, haz que mis ojos vean lo que Tú ves,

haz que mis oídos oigan el estruendo de tu voz

en las ondas de lo creado.

Haz que mis labios sólo canten los cantos de tu amor y tu alegría.

Padre, realiza por medio de mí la obra de la verdad.

Ten mis manos ocupadas en servir a todos los hombres.

Haz que mi voz esparza de continuo semillas de amor para Ti

en el terreno de los hombres que te buscan.

Haz que mis pies avancen siempre

por el camino de la justicia.

Guíame hacia tu luz.

 

Padre, mueve mi corazón y hazme sentir simpatía

por todas las criaturas vivientes.

Que tu Palabra sea el Maestro de la mía.

Piensa con mis pensamientos,

porque mis pensamientos son tus pensamientos,

mi mano es tu mano,mis pies son tus pies,

mi vida es tu fuerza para hacer justicia entre los hombres.